THAIS Y SERGI

“Somos Sergi y Thais y tenemos 28 y 26 años. Nos vimos por primera vez cuando yo iba a la ESO y él entró en mi instituto para hacer bachillerato. Entonces, aunque me fijé en él, no hablamos ni nada. Luego nos agregamos a Messenger y estuvimos hablando un tiempo, aunque sin llegar a nada más. Entonces el día de fin de año del 01.01.2007 coincidimos en la discoteca para celebrar el fin de año, yo con 16 añitos y el 18 recién cumplidos. Fue vernos y nos quedamos juntos toda la noche, donde ahí nos dimos nuestro primer beso, y hasta el día de hoy. Hemos pasado muchísimos momentos juntos, aunque el mejor momento de nuestra vida sin duda fue el nacimiento de nuestra hija Valentina el 03.06.2016. Yo entonces ya pensaba que podría pedirme que me casara con él, al llevar ya 4 años viviendo juntos y una hija en común. Pero el momento no llegaba…
Yo ya me fui desanimando y aunque mi ilusión nunca ha sido casarme, me hacía ilusión el hecho de estar prometida y el cómo sería ese momento.
El fin de año del 01.01.2017, cuando celebrábamos nuestros 10 años juntos, al acabar las uvas en casa de sus padres, él desapareció. Entonces llegaron mis padres previamente avisados por él, para que no se perdieran lo que estaba por pasar. Mi cuñado (compinchado con él) me puso un vídeo, donde salía Sergi hablando, diciendo cosas preciosas de todos estos años juntos, y me di cuenta que estaba grabando desde aquella discoteca donde 10 años atrás nos dimos nuestro primer beso. Tuvo que pedir permiso para que le dejaran entrar y grabar. Al acabar el discurso puso fotos de todos nuestros viajes juntos que no han sido pocos, y acabando con fotos de mi embarazo y como no, de nuestra hija. Imaginad todos llorando como nunca❤️ y al acabar el vídeo, se despidió diciendo que alguien tenía que dar una noticia muy importante. Fue entonces cuando Sergi vestido con un esmoquin fue bajando las escaleras, llenas de velas y fue viniendo hacia mí. Entonces nos abrazamos y nos pusimos a llorar los dos juntos ¡con toda nuestra familia viéndonos!. Fue entonces cuando se agachó y sacó ese precioso anillo de Dior, y me dijo: ‘pensabas que nunca te lo pediría pero ha llegado el momento’ ¿quieres casarte conmigo? Y yo temblando como una loca dije corriendo y gritando ¡SÍ! Nos abrazamos más fuerte que nunca y ¡nos besamos! Toda nuestra familia estaba viviendo ese momentazo, llorando y aplaudiéndonos. Fue un momento increíble y como no, acompañados de nuestra hija que lo hace muchísimo más especial.
Gracias Sergi por quereme como lo haces, yo te prometo que te querré hasta el fin de mis dias❤️.

Con amor, Thais @allmytrends “.

Leave a Reply