TAMARA Y DAVID

“Tenía 12 años cuando conocí a David en nuestro pequeño pueblo en Granada, los dos veníamos de sitios diferentes, él de Barcelona y yo de otro pueblo. David tenía dos años más que yo y vivíamos en entornos diferentes, nunca me fijé en él ni él en mí. Pero cuando cumplí 14 años nuestros caminos se cruzaron y sin esperarlo comenzó una historia de amor única. He de decir que cuando conocí a David no éramos amigos, lejos de eso incluso no nos llevábamos ni bien, él tenía su grupo y yo el mío y siempre me llamaba la atención chinchándome jeje, hasta que un día le cambio el chip y empezó a querer quedar conmigo y a salir, yo al principio era reacia no me fiaba de él la verdad jeje pero después de mucho insistir me convenció y quedamos. Siempre que nos veíamos intentaba darme un beso pero yo le hacía un poco la cobra jeje, le costó más de un mes que llegara nuestro primer beso.
Cuando empezamos a salir el camino no fue fácil, éramos demasiado jóvenes por lo que nuestras familias querían que viviéramos otros momentos, a pesar de todo seguimos juntos, los primeros meses a escondidas, pero con el paso del tiempo y años comenzamos a poder vivir nuestra relación de manera plena. Nuestros años más difíciles fueron cuando me tuve que separar de él para irme a estudiar, aunque nos veíamos todas las semanas era duro, después de haber estado tanto años estando juntos todos los días. Superar los obstáculos hicieron que nuestra relación se uniera más que nunca. Después de 10 años puedo decir que David es la otra pieza que me complementa, compartimos actitudes, pero gustos diferentes, aún así sabemos encajar a la perfección. Es mi alma gemela. Siempre soñamos con formar un futuro juntos, casarnos, formar una familia, pero éramos tan jóvenes que veíamos nuestros sueños inalcanzables.
En un abrir y cerrar de ojos ya llevábamos 8 años juntos por lo que fuimos a celebrarlo, nos escapamos a Almería y después de cenar fuimos a dar un paseo por la playa, cuando íbamos caminando de repente sonó nuestra canción especial y cuando me giré vi a David con un anillo, de rodillas frente al mar y haciéndome la pregunta más deseada ¿te quieres casar conmigo? me quedé en shock, pero no tardé ni un segundo en decir un rotundo SÍ, sólo podía reir y gritar lo feliz que era, no me lo esperaba para nada, fue la sorpresa de mi vida.
El 23 de abril del 2016, después de 9 años de novios, vivimos el mejor día de nuestras vidas y nuestros sueños empezaron a hacerse realidad 💫💍.

Con cariño, Tamara.”

Leave a Reply