SORPRESA PARA MARÍA EN SEVILLA

“La historia comienza una noche de septiembre, eran las fiestas locales del pueblo en las cuales una mirada nos unió.

Hemos vivido momentos buenos y no tan buenos la verdad, pero aun así después de 13 años nos seguimos queriendo igual que aquel 9 de septiembre, el día de la pedida. Yo la verdad que no me lo espera, jeje. Somos muy asiduos a nuestra hermosa Sevilla….solemos ir varias veces al año tanto por devoción como por trabajo, ya que mi marido trabaja para el mundo de la Semana Santa. En uno de esos viajes fuimos a ver a la Esperanza de Triana, de la cual yo soy muy devota. Nos sentamos en un banco y en voz muy bajita me susurró… “Mery, ¿te quieres casar conmigo?”. La verdad es que no sé ni por donde me entró porque no me lo esperaba. Es cierto que ya habíamos hablado algo, pero muy por encima. Tal fué la sensación, que me puse a llorar en la ermita delante de mi Virgen y obviamente le dije que siiii.

Unos meses después nos casamos y, como no, fuimos a mi querida Sevilla a hacernos el reportaje post-boda y volver al mismo sitio donde me pidió matrimonio. Allí, vestidos de novios, le deje a la Virgen mi ramo de novia. Así un poco por encima es nuestra historia de amor…..

Con cariño, María.”

Leave a Reply