SORPRESA EN PARÍS

“Nos conocimos en septiembre del 2011, en una discoteca. Ninguno de los dos queríamos una relación estable ya que acabábamos de salir de nuestras respectivas relaciones.

Quedábamos un día, luego a la semana siguiente otro día y así….pero poco a poco se hizo más necesario el estar cerca el uno del otro, el reinos juntos. Así que al año siguiente, nos fuimos a vivir juntos a un pequeño piso, cada día estabamos mejor, ambos teníamos trabajo, teníamos salud y nos queríamos mucho. Pero debido a la crisis él perdió su trabajo. Así estuvo unos meses hasta que al final decidió emigrar a Alemania.

En Abril del 2015 cogió el coche y recorrió 1900 km hasta su destino. Cuando se fue sentí un vacío muy grande en el pecho, era una sensación muy extraña. Yo volví a casa de mis padres. Hablábamos todos los días y la distancia nos estaba matando, no podíamos seguir alejados, la sensación de vacío cada día iba aumentando, así que en Agosto dejé mi trabajo fijo, mi familia, mis amigos…y me fui junto a él. Por suerte, en menos de una semana ambos encontramos trabajo.
Una vez allí, todo es un poco más duro ya que el idioma es complicado, el tiempo, la gente, sus costumbres…son totalmente diferentes.

En Agosto del 2016 tuvimos 2 días libres, cogimos el coche y en 5 hora llegamos a París. Qué ciudad más bonita, unas calles preciosas y una arquitectura fascinante, por último llegamos a la Torre Eiffel, yo pasé el control policial pero a él le pitó algo del pantalón, yo ni siquiera me giré porque estaba embobada viendo la Torre pero él enseguida se puso a mi lado, yo pensé que sería el cinturón, no le di importancia.

Una vez dentro y ya habiéndola visto, él le dió el movil a un chico para que nos hiciera una foto, que en verdad era un video jeje, en ese momento, él se arrodilló y del bolsillo sacó un anillo, y me preguntó: ¿Quieres casarte conmigo?, ¡¡¡no me lo podia creer!!! No podía parar de llorar y por supesto le dije que sí.
Por ello, nosotros nos decimos que somos un equipo, somos unos guerreros que cada día luchamos por conseguir nuestro sueño.

Con cariño, Mª José.”

Leave a Reply