SOFÍA Y RAFA

“Hacíamos un año de noviazgo, y teníamos claro que queríamos estar juntos para siempre desde muy principio de la relación.
Yo vivía en Madrid y él en Córdoba, y ese fin de semana lo pasé en su casa. Teníamos pensado ir de cena “romántica” para celebrar ese año, pero Rafa se empezó a encontrar muy mal por la tarde, le dolía mucho la tripa, me pidió que si nos podíamos quedar en casa. No le dí mucha importancia a la cena y le dije que por supuesto que descansara que ya tendríamos tiempo de ir otro día.

Ya por la noche, yo en la cama, tumbada, viendo redes sociales, se acercó Rafa y se sentó delante de mí y comenzó a decirme:
“Sofía eres la mujer que más me complementas, la más guapa entre todas, (…) ” Enseguida me incorporé no porque sospechara que se fuera a declarar, sino que no es normal que se siente tan serio a decirte esas cosas tán bonitas y había que aprovechar y vivir el momento así que me puse a escuchar.
Siguió diciendo Rafa: “Sabes que desde muy el comienzo de nuestra relación queríamos casarnos, formar una familia, al fin y al cabo estar juntos el uno con el otro, con el compromiso de amarnos siempre, hemos hablado de todo ello, pero también sabes que antes de todo debo de pedirte matrimonio”, metió la mano debajo de la almohada y saco una cajita, mientras tanto yo que no me esperaba esto para nada empecé a decir “no, no, no,…” no daba crédito, y el continuó diciendo;
“¿Quierés casarte conmigo?” se me hizo un nudo enorme en el pecho y “chás” comencé a llorar repitiendo un “sí, sí, sí..” mientras le besaba, le abrazaba muy fuerte como una loca, me puso el anillo y desde entonces comenzó la fiesta de los preparativos de una boda.

No es la típica propuesta de matrimonio en un restaurante como en un principio él quería hacer, que no se hizo porque estaba atacado de los nervios, e ahí su dolor de tripa (jaja). No, no fue la típica propuesta, pero para nosotros fue única, quizá por eso, porque no fue la típica, me encanta por lo íntima y personal. Al fin y al cabo el amor entre dos personas, aunque la gente sepa que se quieren, es íntimo y solo ellos saben hasta donde llega.

Con amor, Sofía.”

Leave a Reply