PEDIDA EN LA TOSCANA

“Somos de Elche (Alicante) y nos conocimos en nuestra maravillosa ciudad con 17 y 16 años respectivamente una fría noche de Diciembre (4/12/04). Estábamos saliendo por la noche con amigos y era ya la hora en la que sólo quedan los desechos (broma típica entre mis amigas). A punto de irnos, mi amiga visualizó a su amor platónico a lo lejos, nos acercamos a saludarle pero no estaba solo, estaba con un amigo. Mi amiga se fue con él así que, no tuve más remedio que entablar conversación con su amigo y hasta hoy, o mejor dicho hasta el 2 de Junio del 2016. Fuimos de viaje a la Toscana y él ya tenía pensada la pedida, dice que no paraba de sudar en el viaje porque no veía el momento (no paró de llover prácticamente en todo el tiempo) y no sabía en qué ciudad de las que íbamos a visitar pedírmelo. Así que en Volterra, en un pequeño balcón que había en un parque mirando a los maravillosos viñedos de la Toscana, se arrodilló encima de un charco y me pidió que me casara con él. Fue un momento precioso y aunque tengo que reconocer que no soy la persona más romántica del mundo, me encantó. No sospechaba nada porque ya habíamos hablado de casarnos y yo ya había ido al juzgado para informarme, es más, mis palabras a su pedida después de la sorpresa fueron: pero… y esto? ¡¡¡Si ya lo habíamos hablado para ahorrarte este mal rato!!! pero él me decía que no podía no hacerlo y que por favor le contestara que tenía la rodilla en un charco, y yo ni darme cuenta 😂😂 ¡¡¡los nervios!!! Y le dije SI!

Con amor, Ariadna.”

Leave a Reply