MERCEDES Y SANTI

“Conocí a Santi en una de esas épocas de tu vida en las que no quieres conocer a nadie, pero resultó ser el hombre de mi vida. Ambos iniciamos nuestras andanzas como autónomos casi a la vez de conocernos. Yo creo que eso fue lo que hizo que no pensase en boda nunca, ¡no teníamos tiempo!.

Un día me llamó, y me dijo que me esperase en la floristería(la que yo tengo @afloremio ), que sus tíos necesitaban un ramo urgente, y que iban a llegar a última hora. Cuando él entró por la puerta, solo, mi reacción fue “pero, ¿dónde están tus tios? que es viernes y son ¡¡¡¡las 21:30!!!!, me di la vuelta un momento, y cuando me giré de nuevo, ahí estaba, pidiéndome que pasase el resto mi vida junto a él. Por supuesto le dije que ¡SÍ!
Yo me emocioné muchísimo, como una niña pequeña… jajaja, me puse a dar saltitos de alegría… y obvio le di ¡¡¡un super abrazo!!!, qué alegría.

Él no quería ningún ramo, fue su estrategia para hacerme esperar en la tienda. Él sabe que para mí es un espacio ¡muy especial!
Mi cuento no ha hecho más que empezar.

Un abrazo, Mercedes.”

Leave a Reply