LA PEDIDA DE REBECA

“Nos conocimos hace justo 11 años. Todo empezó cuando estudiábamos, yo farmacia, él prótesis dental, según él se había fijado en mí desde el primer día de clase, y dijo esa chica tiene que ser mía, yo no me había fijado en él la verdad. Pero casualidades de la vida, organizamos una fiesta para sacar dinero para poder irnos de viaje e invitamos a todas las clases y en una de ellas estaba él y comenzamos a hablar, sin más la
verdad al menos para mí, un chico majo, agradable y sobre todo muy divertido.

Llegó el día de la fiesta un 10 de febrero de 2006, yo estaba pendiente de todo el mundo que yo había invitado y llegaron todos sus amigos y él, nos saludamos y le di las gracias por venir, nos tomamos algo y pasamos casi toda la noche hablando, hasta que él sin querer se lanzó. Lo recuerdo como si se parara el tiempo, todo el mundo nos miraba, pero realmente a mi me daba igual, luego me enteré que todo el mundo sabía que él estaba colado por mí y yo no lo sabía.

Empezamos a vernos, evidentemente nos veíamos en clase, pero empezamos a quedar para ir al cine, tomar algo, hasta que ese curso se acabó. Él era de fuera por lo que el verano no estaríamos juntos, pero yo sabía que en 3 meses él volvía, y así fue, comenzamos un nuevo curso, nos veíamos todos los días, salíamos, hacíamos planes…Cada vez era más intenso todo, no hablábamos del futuro porque él sabía que eso me producía dolor, no podía imaginar mi vida sin él, todo era tan intenso y perfecto que no podíamos romper esa burbuja, pero el curso se volvió acabar. Yo sabía que eso podía significar el final, pero apostamos fuerte, muy fuerte, nos empezamos a ver los fines de semana cuando podíamos, sin agobios. Con el paso del tiempo se volvió algo necesario para nosotros, los dos trabajábamos, nos nos planteábamos dejar el trabajo para estar juntos, hasta que un situación que nadie desea te hace que des el paso más esperado de tu vida, quedarte sin trabajo, dejar todo e irte con él.
Los dos queríamos, era el momento, ahora lo pienso y me digo que fue lo mejor que nos pudo pasar.

Nos fuimos a vivir juntos y yo encontré trabajo, siempre hablábamos del futuro , pero yo tampoco le daba muchas vueltas….👉🏼Hasta que unos amigos se casaron. Y en esa boda estábamos bailando, pasándolo genial y él me dijo: los próximos somos nosotros, en ese momento no le di muchas vueltas, pero al cabo de los días, me dije a mi misma, él es mi futuro, no quiero a otra persona, empezamos a hablar y nos dijimos que en el 2017 sería nuestro año.

Un finde nos fuimos a Segovia, yo tenía muchas ganas de ir, hacia años que no lo visitaba y me apetecía muchísimo, había mucha gente de turistero, yo le dije: comemos un bocadillo o algo rápido que paso de colas, y él me dijo que no, que para un finde que salíamos que comíamos en un buen sitio y así fue. Comimos fenomenal en un restaurante, llegó la hora del postre, él estaba mas nervioso de lo normal, mirando hacia los lados, con tembleque en la piernas…y llegó el camarero con el postre, y al lado traía una cajita pequeña, ¡¡no me lo podía creer!! abrí la cajita y era un precioso anillo, me levante y le dije “que sí” me puse roja perdida, nunca he pasado tanta vergüenza como ese día, y se que él tampoco, me levanté y le di un beso y el resto de los comensales empezaron a aplaudir.
Según él ya sabía que me lo daría ese día, pero no sabía cómo. Pero la noche anterior estaba viendo la tele y vio a unos dibujos animados que lo hicieron así y que le inspiró a hacerlo Jajaja. Todo el restaurante nos miraba, pero realmente me daba igual como aquel primer beso, sabía que eso significaba el principio de algo más bonito, más único e increíble.

El 1 de julio del 2017 dejaremos de ser dos, para ser uno solo, después de todo lo que hemos pasado, es lo mejor que nos pasado en la vida.

Con amor, Rebeca.”

Leave a Reply