Borja y Teresa

“La mía fue muy sencilla pero en el momento de mi vida en el que estaba, sólo habían pasado cuatro meses de lo de mi madre y eso me bajó a la tierra de golpe y me hizo valorar las cosas más sencillas que no se pagan con dinero y sabes que te llevarás en tu último viaje.
Hicimos un viaje al norte, pues al día siguiente íbamos a recoger a la que sería nuestra hija peluda. Fuimos a Cabárceno,al parque natural.
Después de compincharse a mis espaldas, mi novio Borja le entregó a a mi hijo Leo el anillo y un walkie…
Leo se separó un poco y Borja me hizo la broma de ponerse rodillas en suelo, y cuando empecé a poner la típica cara de una niña en Disney, empezó a atarse el cordón del zapato…¡bandido! Quise darle una buena tunda. 😂
Pero anduvimos unos pasos y cuando llegamos al recinto de mi animal favorito (y el de mi madre), la jirafa, cogió el walkie y aviso a Leo diciendo: ¡”operación trueno”! Y Leo vino corriendo y le dio a Borja una cajita color granate. Se puso de rodillas y me dijo: Teresa de Castro Trenco, ¿me harías el honor de ser mi esposa? y le dije SÍ.

Que quisiera compartir ese momento con mi hijo, creo que fué la mejor muestra de compromiso y amor inmenso…

Con cariño, Teresa.”

 

Leave a Reply