ANA Y RAÚL

“Raúl y yo nos conocimos en el trabajo, en realidad en una fiesta porque nunca habíamos coincidido, aunque trabajábamos en la misma empresa.
Al principio todo comenzó por una amistad, ambos habíamos salido de una relación recientemente. Al poco tiempo comencé a notar atención especial por su parte, pero yo aún no estaba en el momento de comenzar una relación. Pasaron los meses y poco a poco comencé a sentir cosas por él, aunque yo era algo reacia a tener una relación con un compañero de trabajo. El tonteo, los whatsapp y los detalles comenzaron a ser un hábito, y un día me recogió en casa y me llevó a un mirador precioso desde donde se ve todo Málaga. Allí se me declaró “oficialmente” y me dijo que el quería una relación conmigo, sin embargo yo seguía con pies de plomo y mantuve un poco las distancias. Sin embargo, después de eso no pude aguantar mucho más y a las pocas semanas, después de la cena de Navidad nos besamos. A los 6 meses ya estábamos viviendo juntos y poco antes de hacer 3 años juntos, una noche de noviembre de 2016 me llevó a cenar.
No me quiso decir nada más, me dijo que era sorpresa, pero yo iba mirando hacia dónde iba el coche y llegamos al mismo mirador donde se me había declarado 3 años atrás. Cenamos y al salir yo me puse a hacer una panorámica de las vistas de Málaga y él estaba detrás mía abrazándome. De repente me preguntó: “¿a ésto también le quieres hacer una foto?”
Y ahí estaba el anillo, ¡¡estaba muerto de nervios!! Por supuesto le dije que SÍ,Me lo puso y ¡¡nos besamos!!. En ese momento ¡¡se nos quitó el frío y todo!! Me pasé días como una pava mirando el anillo y mandando fotos a mis amigas, a modo de ¡notición!.
Nos casamos en mayo de 2018 en la playa de Cabo de Gata y ¡cada día me hace más feliz!

Con amor, Ana.”

Leave a Reply