ALE Y ALEJANDRO

“Nos conocimos en 2011, a través de una amiga en común. Gracias a ella, y por casualidades de la vida (a Alejandro se le rompió el móvil y esa amiga le dejó su blackberry), consiguió mi “pin” y empezamos a chatear por blackberry messenger durante 2 semanas.
De ahí empezaron llamadas de teléfono, largas conversaciones, etc… y, el 15 de Agosto, yo me planté en su sitio de veraneo por sorpresa, y aparecí en el puerto donde él estaba todas las tardes (en Moraira, al lado de Jávea).
Debió ser cosa del destino, pero yo necesitaba ir a verle y comprobar que esa “historia” que teníamos a través del móvil, era real o no. Fue una locura porque solo le había visto en persona una vez en mi vida y me hice casi 500km por él.
Jamás había hecho algo así por nadie, pero tenía que hacerlo. Y…creo que eso fue lo que le enamoró de mi

El caso, la locura me salió MUY bien y no nos hemos vuelto a separar.
Casi tres años después, el 22 de Junio de 2014, me llevó por sorpresa un fin de semana a Jávea. Yo pensé que era un finde romántico, pero me dijo que tenía una sorpresa para la cena.
Me vendó los ojos y me llevó al puerto de Moraira (donde me planté por sorpresa en 2011). Allí cenamos fenomenal y luego me propuso dar un paseo.
En ese momento sospeché algo porque a Alejandro no le gusta mucho pasear después de cenar, es más de “reposar la comida con una copa”, jajaja.
Pero yo encantada accedí al paseo y, justo en el sitio donde nos dimos el primer beso, se arrodilló y me sacó un anillo precioso diciendo: aquí empezó nuestra historia y aquí te pido que te cases conmigo, ¿quieres casarte conmigo?”
CASI ME MUERO! jajaja. De hecho, me empecé a partir de risa y él alucinaba! Pero yo, cuando me pongo nerviosa, me da por reírme… jejeje.
Obviamente le dije que SII y, un año después, el 13 de Junio de 2015, nos casamos

Yo lo viví como un sueño! Habíamos hablado de casarnos, y yo tenía clarísimo que quería casarme con él, pero creo que nunca fui del todo consciente hasta que le vi de rodillas, nerviosísimo y diciéndome que dejara de reírme para contestarle a LA pregunta, jajaja.

Fue genial y, cada vez que vamos a Moraira, recordamos la locura que hice yo por amor y lo especial que es ese sitio para nosotros

Con cariño, Alejandra.”

⚓️⚓️⚓️⚓️⚓️⚓️⚓️⚓️⚓️⚓️⚓️⚓️⚓️⚓️⚓️

Leave a Reply