TAMMY Y JOSE LUÍS

“La historia de cómo conocí a mi ya marido, se remonta a octubre de 2010. Lo conocí en un campo de fútbol, él era jugador de fútbol y jugaba junto a mi hermano en el mismo equipo, además de ser amigos, nos presentaron y comenzamos a hablar y a quedar.
Él tuvo un flechazo total y no paró hasta conseguirme, ya que yo estaba un poco reacia por haberlo pasado mal antes, me dedicaba mil canciones de Pablo Alborán y poco a poco comencé a enamorarme sin apenas darme cuenta. Él es todo lo que yo tanto esperaba, en todo momento me hacía reír y ver la vida de color de rosa.

Terminamos totalmente enamorados hasta que él no pudo esperar más y, en julio del año 2013 me pidió que nos casáramos. No me lo esperé para nada, fue una pedida muy graciosa, porque me dijo que íbamos a comprar ropa lo que yo siempre digo “Shopping”. Cuando llegamos al centro comercial, estaba tan tranquila y de repente me empezó a decir que yo era la mujer de su vida, que no podía esperar más, que lo supo desde la primera vez que me vió, se arrodilló y me dijo ¿ QUIERES CASARTE CONMIGO? Yo no podía creérmelo… empecé a llorar y le dije SÍ….!!! Fue tan bonito… pero, la cosa no quedó ahí.

Unos meses más tarde, por nuestro tercer aniversario viajamos a Granada, y cuando entré en la habitación del Hotel con vistas a la Alhambra me había preparado otra nueva pedida (decía por si no me había enterado jejeje). La habitación estaba llena de pétalos de rosa, velitas por todas partes y una botella de champán para brindar. Se volvió a arrodillar y volvió a preguntarme ¿QUIERES CASARTE CONMIGO? Le volví a decir que SI!!!!!!!!, fue muy emocionante ya que tampoco me lo volví a esperar, jamás podré olvidar ese viaje a Granada. A partir de entonces comenzamos a barajar fechas y preparar todas las cositas de la boda.

Nos casamos el 10 de octubre de 2015, una boda preciosa llena de sentimientos y felicidad, justamente hace un año y sigo viviendo en un sueño… estamos todavía más enamorados. Él me hace ser mejor persona, y ver la vida siempre con una sonrisa, no he podido elegir mejor compañero de viaje, lo amo con toda mi alma, vivo constantemente en una nube.

Con amor, Tamy.”

Leave a Reply