ANA Y JUAN

“Ana y yo nos conocemos desde que teníamos 15 años, fue un amor de verano que aunque después nos separamos, el destino nos volvió a juntar en el mismo sitio años después.

En noviembre de 2014, organicé una escapada a Salamanca en el Palacio de San Esteban, en principio quería sorprenderla con un viaje a París, pero por una lesión de mi mano, tuve que cambiar de planes. Aún así fue una escapada preciosa y un sitio espectacular. Quería una pedida íntima y sencilla.
Durante el viaje, yo tenía escondido el anillo, ella no se podía enterar de la sorpresa por lo que decidí guardarlo en el vestidor de la habitación, no obstante, ella no hacía más que entrar y salir, y yo nervioso diciéndole que cerrase las puertas, no se que tenéis las mujeres con los armarios.
Después de cenar el viernes por la noche, ya comenzaron los nervios sabiendo que se lo iba a pedir por la mañana temprano, un momento en el que me imaginaba que ella no podría ni esperárselo ni sospecharlo. Nunca pasé una noche tan nervioso, dándole mil vueltas de cómo lo iba a hacer o que le iba a decir, no dormí apenas.
Al final di con la clave, me compinché con el jefe de recepción para planificar un desayuno lleno de sorpresas. Sobre las 10 de la mañana, llegó el desayuno en una bandeja de plata, junto a un ramo de rosas. Mientras ella colocaba las rosas en un jarrón, yo cogí el anillo del vestidor y lo coloqué con su caja en la bandeja de plata del desayuno, aprovechando la coyuntura de las flores esperando que no se diera cuenta Ana. No hubo suerte, ya que Ana me pilló dejando la cajita en la bandeja y me preguntó: ¿qué es?¿ qué es?, y no tuve más remedio que decirle que quería pasar el resto de mi vida con ella, y de rodillas como un buen caballero, le pregunté: ¿me harías el honor de der mi esposa? Ella muy emocionada me dijo que SIII!!! Nos fundimos en un abrazo y un beso.
Pasamos un fin de semana increíble, lo recuerdo con mucho cariño. Hoy en día estamos casados y cada día tengo más claro que es la mujer de mi vida.

Abrazos, Juan.”

Leave a Reply